¿Que es Bitcoin?

Bitcoin (BTC) es un bien digital asimilable a una divisa, similar al euro, al dólar estadounidense o el propio peso mexicano, que es descentralizada y no está respaldada por ningún banco o por algún gobierno. Su valor está soportado en una base de datos pública y distribuida, basada en una tecnología denominada cadena de bloques (blockchain en inglés).Bitcoin utiliza esta tecnología peer-to-peer para operar sin autoridad ni bancos centrales. La gestión de transacciones y la emisión de bitcoins se lleva a cabo colectivamente por la red. Bitcoin no tiene un emisor central como los dólares o los euros, esta divisa es producida por las personas y empresas alrededor del mundo dedicando gran cantidad de recursos a la minería.

La minería de bitcoins consume cantidades enormes de energía eléctrica y requiere de equipos sofisticados de computación para poder ejecutar los cálculos matemáticos requeridos para completar los bloques de la cadena. Esta actividad puede ser ejecutada por cualquier usuario de la red que aporte poder computacional para minar, pero solo es redituable para compañías que se dedican a esta actividad a gran escala.

Bitcoin fue diseñado y propuesto por un autor seudónimo conocido como “Satoshi Nakamoto”. En Octubre del año 2008, una persona o grupo de personas identificados con el seudónimo de “Satoshi Nakamoto”, publicaron en “The Cryptography Mailing List” de metzdowd.com un “whitepaper” (algo parecido a resumen ejecutivo de un proyecto de software) que describe el concepto de bitcoin, cómo se implementaría y para qué serviría. En Enero del año 2009, Satoshi puso en línea el primer software de Bitcoin, que creó las primeras monedas digitales. En el mes de Mayo del año 2010, se hizo la primera compra con bitcoins. Fueron dos pizzas de Papa John’s, que compró un sujeto llamado Laszlo Hanyecz, por 10,000 bitcoins. En aquel momento un bitcoin se cotizaba con un valor inferior a $0.01 centavos de dólar. Una copia del whitepaper traducido al español latino se puede encontrar en esta liga: https://bitcoin.org/files/bitcoin-paper/bitcoin_es_latam.pdf

Nakamoto adquirió el dominio bitcoin.org y, antes de su retiro a mediados del año 2010, transfirió la propiedad de los dominios a los principales colaboradores de Bitcoin, realizó sus últimos ajustes al código de la moneda digital, y desapareció de la faz de la tierra. Se dice que la cartera de Satoshi contiene al menos 1 millón de Bitcoins que nunca se han transferido fuera de ella. Aunque la infame cartera aparece en los registros de la cadena de bloques de Bitcoin, es imposible saber si en efecto le pertenece a Satoshi.

Bitcoin ha crecido desde su creación, tanto en valor como en aceptación del público en general. Es la propia aceptación como medio de pago lo que ha determinado su aumento de valor. Bitcoin ha sido reconocido como divisa por el Gobierno de Japón, que el día 1o de Abril del año 2017 declaró que esta forma de pago era legalmente aceptable. Sus autoridades bancarias y financieras la reconocen como divisa e incluso la aceptan como pago por los distintos trámites gubernamentales. India es el país que actualmente se encuentra en vías de tomar la misma decisión.

En México, no se ha definido una postura clara de las autoridades con respecto a Bitcoin, u otras monedas digitales. De acuerdo con el marco jurídico aplicable, su tratamiento es similar al que se le da en EUA, cuyo gobierno considera a Bitcoin y otras monedas digitales como “commodities” o mercancías. Los rendimientos obtenidos por la compra-venta de estas mercancías son ingresos acumulables para efectos del Impuesto Sobre la Renta. En materia de IVA, no está definido si estas mercancías están sujetas o no al impuesto.

Bitcoin es vigilado, no administrado, por la Fundación Bitcoin y la Organización Bitcoin. Sus equipos de trabajo se dedican a monitorear el comportamiento de la divisa, y a realizar los ajustes que sean necesarios para optimizar su función.

En resumen, Bitcoin es un sistema de dinero descentralizado, que proporciona transferencias de valor rápidas y más económicas que los medios tradicionales y que cuenta con su propia divisa. Las transacciones se quedan almacenadas de manera inalterable en la cadena de bloques, y cada nodo de la red que resuelve estos bloques es recompensado con una cantidad determinada de bitcoins cuando resuelven un bloque integrado de distintas transacciones dentro de la red. A esto se le denomina “minar”, un proceso que está basado en un algoritmo de consenso conocido como prueba de trabajo. De esta forma se emiten nuevos bitcoins.

Bitcoin y la cadena de bloques se encuentran en su infancia. Más allá de ser un objeto de especulación, como lo son muchas monedas de este tipo, Bitcoin ha probado, a través de diferentes eventos, que es una tecnología que llegó para quedarse y crecer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *