La moneda de Trump.

TRUMPCoin (TRUMP) es una moneda digital soportada por una base de datos pública y distribuida (blockchain) basada en un algoritmo de consenso denominado prueba de participación. Sus desarrolladores manifiestan que se trata de un proyecto para apoyar la presidencia de Donald Trump.

Creada en 2016, TRUMP tuvo una subida espectacular el 20 de Enero del 2017, cuando Donald Trump tomo protesta como presidente de los Estados Unidos.  Actualmente su valor es considerable tomando en cuenta que se trata de una moneda basura. ¿Por qué basura? Pues porque no tiene ningún uso. Solo sirve para especular comercialmente con el nombre del presidente.

Una ventaja de esta moneda, sin embargo, es su algoritmo de consenso. Cualquier poseedor de TRUMP Coins puede participar en el sistema aportando monedas para validar las transacciones. Hacer esto le rinde al usuario un 2% anual de rendimiento por el total de las monedas que haya aportado al sistema de consenso. Esto puede ser una actividad redituable.

Pero no olvidemos que el mundo del internet está plagado de hackers y agentes maliciosos, que por lo general son agencias de inteligencia gubernamentales o privadas. Aunque no se ha podido comprobar por nuestro equipo, existen rumores (particularmente en la deep web) de que  TRUMPCoin es monitoreado por la Agencia Nacional de Seguridad (NSA), el Buro Federal de Investigaciones (FBI) y la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de los Estados Unidos de América.

Esto con el propósito de rastrear, vigilar y monitorear a los entusiastas de las monedas digitales, y detectar cualquier actividad ilícita del usuario. No solo en materia de criptodivisas, si no actividad cibernética en general. Instalar el nodo de TRUMP para acceder a tu cartera y poder aportar monedas para la participación de la red implica la posibilidad de que el software este modificado por alguna de las agencias mencionadas, para monitorear la actividad de toda la computadora en la que se encuentra instalado el nodo.

No podemos confirmar estos rumores, pero sería cuestión de que algún programador profesional auditara el código para verificar si existen o no estas amenazas. No recomendamos adquirir TRUMPCoin antes de verificar esta teoría. ¡Nadie quiere a la CIA en su computadora!

Como objeto de especulación, ha resultado ser redituable en lo que va del año (2017). El proyecto afirma en su página que no está afiliado de ningún modo con el presidente Donald Trump, pero conociendo el ego de este señor no falta mucho para que la patrocine oficialmente. Como presidente de seguro quiere tener su cara en algún billete de dólares, porque no en su propia criptomoneda?

Recomendamos alejarse por ahora de este activo, para evitar riesgos de seguridad informática. Actualizaremos esta entrada si es que logramos revelar si es segura o, si en efecto, se trata de una herramienta más para el monitoreo masivo de los cibernautas por parte de las agencias de inteligencia de Estados Unidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *